Simple y Directo

Renovamos nuestro sitio web para que disfrutes una mejor experiencia y lo mejor de todos los mundos. Encontraras nuestras noticias, nuevos anuncios, y acceso directo a nuestro programa en vivo que emitimos a traves de Twitch, Youtube, Kick e Instagram Live.


Todos los Viernes — 18.00 HRS (CL) — LEVEL ON • LIVE

Conducción: Pablo León Lara • Pedro Galleguillos

Megapixeles: cantidad no es lo mismo que calidad

Si bien se trata de un factor importante a la hora de elegir la cámara del teléfono, no es cierto que entre más tengan, mejor será la calidad de la imagen.

La elección de un teléfono inteligente se ha convertido en una decisión importante. Entre las muchas características que los consumidores deben considerar al elegir un equipo, los megapixeles (MP) de la cámara se han convertido en un punto de referencia. Sin embargo, es importante destacar que no porque una cámara tenga más megapixeles será mejor que otra que tenga menos.

 

Un megapíxel son un millón de píxeles, o mil píxeles verticales por mil píxeles horizontales. La resolución se refiere a la cantidad de pixeles que una cámara puede capturar en una sola imagen. Se trata de la menor unidad de tamaño en las imágenes digitales, un cuadrado minúsculo de un color que, unido a muchos otros, forma fotografías, textos, aplicaciones o videos.

 

Para ejemplificar, una selfie de 50 MP será más grande que una de 12 MP; no significa que sea mejor. De hecho, incluso una mayor cantidad de megapixeles podría ser hasta perjudicial, ya que al tener cuadros más pequeños, tendrán menos luz, lo que redunda en menos información y una peor calidad.

 

Lo que realmente se debe considerar en la elección de una cámara de teléfono es la calidad de la imagen, lo que no sólo está ligado a la cantidad de megapixeles. Otros factores igual o más importantes incluyen:

 

  1. Tamaño del pixel: Cuando más grande sea el pixel, más luz puede capturar. Esto es esencial para tomar fotos en condiciones de poca luz.

 

  1. Calidad del lente:  Un lente de alta calidad puede marcar una gran diferencia en la nitidez y la claridad de las fotos.

  1. Procesamiento de las imágenes: Los algoritmos de procesamiento de imágenes juegan un papel importante en la calidad final de la foto. La capacidad de postprocesamiento puede mejorar o empeorar significativamente una imagen.

 

  1. Sensores avanzados: Los sensores de imagen más grandes y avanzados pueden ayudar a capturar detalles con mayor precisión.

  1. Funciones adicionales: Características como estabilización de imagen, enfoque automático rápido y modos de disparo específicos también son esenciales para lograr imágenes de alta calidad.

 

“La cantidad de megapixeles en una cámara es un punto de partida, pero no debe ser el único. Nuestro enfoque se centra en la combinación de megapixeles de alta calidad con componentes excepcionales, como lentes de primera calidad, algoritmos de procesamiento avanzados y sensores de vanguardia”, explicó Nicolás Salineros, PR Manager de vivo Smartphone.

 

Al evaluar un teléfono, se debe considerar cómo se combinan todas estas características, en lugar de enfocarse únicamente en el número de megapíxeles. Un teléfono de 50 MP bien diseñado y con características de calidad de imagen, como lo es el V29 de vivo, puede superar en rendimiento a un teléfono con una cámara de 200 MP si este último carece de otros componentes esenciales.

 

En última instancia, la elección de un teléfono se trata de encontrar un equilibrio entre la cantidad de MP y la calidad general de la cámara. Los usuarios deben evaluar sus necesidades específicas y considerar qué tipo de fotografía les interesa; ya sea con poca luz, retratos, paisajes o videografía, y seleccionar un teléfono que satisfaga sus necesidades en consecuencia.